Inicio
  Bienvenida

 
 
La Institución
 

Historia
Labor y Objetivos
Nuestro lema
Las señoritas
Hermana Carmen
San Antonio

 

Miscelánea
  Galería de fotos
Testimonios
Publicaciones
 
Noticias
 

Actualidad
En el recuerdo

Contacto
  E-mail
El Colegio
  Nuestra Casa
 
 
 
 
 
 
 
 

 

CONVIVENCIA EN EL COLEGIO DE ANTIGUAS ALUMNAS EL 9 DE JUNIO; TRIDUO A SAN ANTONIO DE PADUA LOS DÍAS 11, 12 Y 13 DE JUNIO A LAS OCHO DE LA TARDE; VELADA DE SAN ANTONIO LOS DÍAS 15 Y 16 DE JUNIO A LAS NUEVE DE LA TARDE

La Fraternidad de San Antonio de Padua, situada en Villanueva del Ariscal, población de la provincia de Sevilla (España) os da la bienvenida a su página web.

A través de ella queremos haceros partícipes de nuestras vivencias en relación con Dios y en relación con nuestras niñas, acogidas en nuestra casa.

Nuestra vida está consagrada a Dios, con la idea de poder hacer felices a las niñas acogidas en este su nuevo hogar. Pero ¿cómo hacerlo? Tratando de formarlas íntegramente.

Desde hace años hemos venido realizando todo aquello que hemos pensado que es lo mejor para ellas. Ha sido, y lo sigue siendo, una tarea difícil, pero gratificante, ayudarlas a conseguir una vida digna tanto en lo espiritual, como en orden a la vida social, formándolas para alcanzar una existencia integradora en todos los órdenes de la sociedad y llegar así a ser personas activas, positivas y responsables.

Son varias las generaciones que, gracias a nuestro esfuerzo, y con la ayuda de Dios, hemos conseguido rehabilitar, innumerables niñas que, alcanzando la plena madurez, han llegado a ser buenas madres de familia o ciudadanas útiles en diversos puestos de la sociedad a los que se han incorporado.

Os animamos a que os asoméis a dicha página y así uniros a nuestra labor. En este campo se necesitarían personas generosas dispuestas a abrazar nuestra vida.

La realidad les corroborará y confirmará que merece la pena tomar una decisión firme para consolidar esta obra en la que otras personas colaboraron generosamente y así consiguieron orientar y dignificar a tantas generaciones de niñas que, de lo contrario, nunca hubieran conseguido una posición digna en sus propias vidas.